Un saco de dormir no puede producir calor por sí solo. Su función es retener el calor generado por la persona que está en su interior. En nuestro blog sobre la  capacidad térmica de las bolsas de dormir, mencionamos que esta característica está determinada por la cantidad y la capacidad de extensión de los rellenos. Ambas dependen del tipo y calidad del relleno. Existen dos tipos principales de rellenos para sleeping bags: natural y sintético. Los dos funcionan de la misma manera: se expanden y crean espacios de aire que atrapan el calor. Sin embargo, sus diferencias radican en el peso, volumen, resistencia a la humedad, capacidad de compactarse y, consecuentemente, en el precio. 

Fibras naturales

Entre los rellenos naturales encontraremos al plumón (down) y a la pluma (feathers). El plumón corresponde al plumaje que se encuentra en la zona del pecho del ave. Se caracteriza por ser suave y esponjoso con tendencia a agruparse, lo cual le otorga su alta capacidad de aislamiento térmico. Mientras que las plumas corresponden al plumaje más superficial del ave, por lo que su calidad es inferior al plumón.

La principal diferencia en su capacidad de aislamiento es que el plumón crece en tres dimensiones y las plumas solo en dos dimensiones. El plumón se puede comparar con un copo de nieve, es decir, tiene una forma tridimensional finamente ramificada. Debido a esta estructura y a su capacidad de recuperarla, el plumón es capaz de almacenar una enorme cantidad de aire en proporción a su peso. Esto significa que el plumón tiene una mayor capacidad de aislamiento térmico que una pluma “normal”.

Las bolsas de dormir con relleno natural llevan diferentes proporciones de plumón y pluma. Por eso, un dato que encontrarás en la etiqueta del producto es el porcentaje de plumón en relación al porcentaje de pluma del relleno (X/Y). Por ejemplo, un 90/10 será mejor que un 70/30. A mayor porcentaje de plumón, mejor es la calidad del producto.

LOFT = FILL POWER (FP): El Loft o Fill Power describe la capacidad del plumón para almacenar aire. Se puede decir que es una medida de calidad del plumón: a mayor FP, mayor almacenamiento de aire y, por ende, mejor capacidad de aislamiento térmico. El FP se mide en una escala de 100 a 900. Entonces si el FP indica 400-450 de llenado es aceptable, 500-575 de llenado es bueno, 600 a más es excelente. 

En términos generales, el plumón es el producto natural con un rendimiento incuestionable. Su capacidad térmica, peso y loft la vuelven el relleno preferido para expediciones en temperaturas por debajo de 0 ºC y donde el peso y espacio del equipo es crucial. 

Sin embargo, su rendimiento en climas húmedos no es el mejor. La pluma absorbe humedad en gran medida, lo cual disminuye su capacidad de aislamiento. Tampoco puede lavarse a menudo y debe realizarse con productos especiales. Si no se lava adecuadamente, la pluma se apelotona y se crean huecos en el interior de las cámaras del saco.

Fibras sintéticas

Por otro lado, encontramos a los rellenos sintéticos que tradicionalmente son más pesados y voluminosos que los rellenos naturales. Al igual que en los rellenos naturales, los rellenos sintéticos están diseñados para atrapar el aire y reducir la conducción térmica. Asimismo, existen fibras de mejor calidad que otras y que hacen que un saco pese más o menos que otro. Además, mientras mayor sea la cantidad de relleno, mayor loft va a tener el saco y mejor rendimiento de temperatura tendrá, pero el saco pesará más. Algunos de los materiales más populares son Polarguard 3D, Quallofil, Hollofil, Down Cotton y Thermolite.

Su principal ventaja es que conserva su excelente capacidad de aislamiento incluso cuando está húmedo o mojado. Además, se seca mucho más rápido que el plumón. Esto lo hace menos sensible a los efectos del clima y a la condensación de humedad.

No obstante, la comodidad para dormir y el loft del relleno sintético no es tan alta como la de un relleno de plumas. Asimismo, debido a su mayor volumen y peso, el relleno sintético se encuentra en desventaja frente al plumón. Sin embargo, a medida que avanza la tecnología, estos sintéticos se vuelven más ligeros y versátiles.

En pocas palabras, para actividades en regiones húmedas o en climas húmedos o cuando el tamaño de la mochila no es tan importante, las fibras sintéticas son una buena alternativa al plumón.

Por último, existen los rellenos híbridos, donde se combinan el relleno de plumón con un relleno de fibra sintética. La combinación óptima es un saco de dormir de plumón como capa interior y relleno sintético como capa exterior. Esto maximiza la comodidad del plumón para dormir con la resistencia a la intemperie del relleno sintético.

Puede ver todos los modelos de bolsas de dormir que tenemos en nuestro catálogo aquí 👇

S/119.90
    • Azul
    • Negro con naranja
S/159.90
    • Azul
    • Rojo
S/669.00
    • Amarillo
    • Azul marino
    • Negro
S/229.00S/239.00
S/229.00
    • Amarillo y naranja
    • Azul eléctrico
S/229.00
    • Gris
    • Verde

Bolsas de dormir

Pack Rupac – Naturehike

S/338.00 S/287.66

Accesorios de supervivencia y botiquines

Bolsa de dormir de emergencia – Altus

S/45.00
S/89.00S/109.00
    • Azul oscuro
    • Celeste

Déjanos un comentario. Queremos saber tu opinión :)

Comparar
Abrir Whatsapp
1
¡Hola!
Avísanos si necesitas una recomendación o tienes alguna duda