¿Con ganas de dormir bajo un cielo estrellado en la montaña pero no tienes el equipo adecuado para acampar en temperaturas bajo cero? Uno de los equipos más importantes para hacer este deseo realidad es una bolsa de dormir. En este blog, te enseñaremos cómo elegir una bolsa de dormir para montaña para que tengas un buen descanso y vivas tu experiencia al máximo.

Rangos de temperatura

Si bien depende del destino, la temperatura en la montaña es en su mayoría por debajo de los 0°C. Por ende, debes buscar un sleeping bag que cubra la temperatura promedio del destino que visitarás con su temperatura confort o límite. Si bien la mayoría se fija en la temperatura límite, nosotros recomendamos la temperatura confort porque indica que a esos °C podrás dormir plácida y cómodamente sin necesidad de ropa adicional, utilizando la capucha y con los brazos dentro del saco.

Para finales de otoño o inicios de invierno, los sleeping bags de -8°C a -12°C te brindarán comodidad y te protegerán de los efectos del frío. Sin embargo, si te preocupa no estar lo suficientemente cálido, puedes adquirir un liner o forro adicional que aumentará la temperatura de tu bolsa de dormir al mismo tiempo que la protege del desgaste y la mantiene limpia. Descubre más sobre los liners aquí 👉 Tipos de liners y razones para usarlos

Es importante que tengas en cuenta que existen varios factores que pueden afectar tu temperatura corporal en los climas fríos. Por ejemplo, la fatiga que impide la regulación de tu calor corporal, tu ingesta de alimentos que determina tu cantidad de energía y la humedad porque aumenta la intensidad de la sensación de frío. Asegúrate de considerar estos factores antes de comprar tu bolsa de dormir para sacar todo el potencial de tu campamento en la montaña.

¿Plumas o sintético?

Cuando hablamos de la comodidad en las bolsas de dormir, hablamos sobre su relleno. Hay dos tipos: natural y sintético.

El relleno natural está hecho de plumón o plumas. Una de sus principales ventajas es que la comodidad y calidez que brinda son incomparables. Además, las bolsas de dormir con este relleno tienen una excelente relación peso-calor. Si bien una de sus principales desventajas es que debe mantenerse seco porque pierde su capacidad térmica con la humedad, ahora la mayoría de plumones tienen tratamientos y revestimientos impermeables. Esto hace que su mantenimiento requiera más cuidados.

Respecto al relleno sintético, la tecnología ha permitido que brinden una capacidad térmica similar a la de las plumas, pero son menos compactables. Además, es resistente a la humedad y su mantenimiento es más fácil. Si quieres más detalle de los tipos de relleno, revisa este artículo de nuestro blog 👉 Rellenos de las bolsas de dormir: Natural vs Sintético

Un detalle que debes tener en cuenta es el tamaño de tu bolsa de dormir compactada para saber el espacio y peso que ocupará en tu mochila y qué más podrás llevar. El relleno determina principalmente este tamaño, siendo el relleno de plumas el más compactable y ligero. Para esto, la mayoría de sleeping bags cuenta con bolsas de compresión a parte de sus bolsas de transporte. Solo ten cuidado de no comprimirlo durante mucho tiempo porque afecta la capacidad de expansión del relleno y, consecuentemente, su capacidad térmica.

¿Tipo sobre o momia?

La principal función de una bolsa de dormir debe retener el calor corporal y más aún en temperaturas bajas. Cuando hay mucho espacio entre tu cuerpo y el sleeping bag, este espacio está lleno de aire que debe ser “calentado”, por ende, se produce una pérdida de calor. Por eso, necesitas un sleeping bag que esté lo más ceñido a tu cuerpo, es decir, un tipo momia: más estrecho en los pies y más grande en los hombros.

La pérdida de calor se produce principalmente por la cabeza y los pies, por eso la mayoría de las bolsas tipo momia están equipadas con una capucha cortavientos y un collar ajustable que protege la cabeza y el cuello de esta pérdida de calor. Así que debes prestar atención a estos detalles.

El complemento obligatorio: La colchoneta

Incluso el mejor sleeping bag no te protegerá del frío y la humedad del suelo sin una buena colchoneta para acampar. Si colocas tu bolsa de dormir directamente en el suelo, el relleno se aplanará y perderá sus capacidades térmicas.

Las colchonetas se clasifican según su valor R (entre 1.0 y 6.0) para determinar su capacidad de aislamiento. A mayor valor R, mejor es el aislamiento. Las colchonetas diseñadas para invierno o temperaturas frías generalmente tienen un valor R de aproximadamente 4.0 o más.

Como tip, te recomendamos usar dos colchonetas: usa una colchoneta de espuma junto al suelo y una colchoneta inflable o autoinflable en la parte superior para obtener el mejor aislamiento del suelo frío. La colchoneta de espuma también asegura que la colchoneta inflable o autoinflabe no se pinche.

Para encontrar la colchoneta ideal, no olvides revisar nuestro blog dedicado exclusivamente a ellas 👉 Guía para elegir una colchoneta para camping

Por último,  recuerda que elegir la bolsa de dormir adecuada para las temperaturas adecuada significa que no tienes que vestir capa tras capa. Sin embargo, como tip, te recomendamos no dormir con la misma ropa que usaste durante el día pues además de ensuciar tu bolsa de dormir, la impregnarás de humedad.

Aquí puedes ver algunos modelos de bolsas de dormir de nuestro catálogo 👇

S/669.00
S/229.00
S/149.00
¡Oferta!
S/89.00S/109.00
S/149.90

Accesorios de supervivencia y botiquines

Bolsa de dormir de emergencia – Altus

S/45.00
S/469.00
¡Oferta!
S/229.00S/259.00
S/498.00 S/411.85

Déjanos un comentario. Queremos saber tu opinión :)

Comparar
Abrir Whatsapp
1
¿Tienes alguna duda?
¡Hola!
Si tienes alguna duda o necesitas una recomendación, estamos aquí para ayudarte.